Hiperuricemia y Gota

La gota se caracteriza no sólo por el aumento del ácido úrico, eventuales episodios de artritis y el daño crónico articular, sino también por su asociación con diversas comorbilidades y con el aumento del riesgo cardiovascular.

 

¿Causa?

Excesos de comidas y licor, el uso prolongado de algunos medicamentos en especial diuréticos, enfermedades renales y metabólicas.

Las purinas son compuestos orgánicos generados por el propio cuerpo en 2/3 partes al día a partir de la degradación celular, y el tercio restante deriva de la dieta; por ello cuando nos excedemos en la ingesta de alimentos con purinas, nuestro riñón no es capaz de excretar su producto de desecho que es el acido úrico, y es por ello que se aumentan las concentraciones de éste en sangre.

 

Consecuencias:

A mayor concentración de cristales de urato, articulaciones como las del dedo gordo del pie, codos, manos las molestias son mayores y limitantes. Posteriormente si no se lleva a cabo un tratamiento adecuado se pueden asociar con otras enfermedades, como litiasis renal, hipertensión, enfermedad renal crónica, diabetes mellitus, hiperlipidemia, obesidad, síndrome metabólico y aumento del riesgo cardiovascular, enfermedades todas ellas susceptibles de mejora con manejo dietético.

La alimentación tiene un efecto terapéutico importante en la reducción de ácido úrico por eso te dejamos una lista de alimentos a considerar si presentas el diagnóstico.

 

Alimentos recomendados:

  • Productos lácteos completamente descremados tienen un efecto beneficioso en la reducción del ácido úrico.
  • Aceite de oliva, girasol y frutos secos sin sal.
  • Pollo, pavo y huevos.
  • Frijol blanco y garbanzo
  • Cereales integrales, quinoa.
  • Frutas ricas en vit. C como los frutos rojos y las frutas cítricas.
  • Verduras como pepino, tomate, cebolla, pimentón, rábano, berenjena, zanahoria, remolacha, acelga, ajo, perejil.
  • Café e infusiones.
  • Mantenerse hidratado con agua.

 

Alimentos a limitar:

  • Pescados como salmón, sardinas y atún fresco o enlatado.
  • Frutas altas en fructosa como mango, uvas. Máximo 1 porción al día.
  • Lentejas, habas secas, arvejas. Máximo 1 vez a la semana.
  • Espinacas, apio, espárrago verde, coliflor, brócoli, berro, champiñones, setas, brotes de soja o raices chinas, habichuelas.
  • Vino tinto. Máximo 1 copa al día.

 

Alimentos a evitar:

  • El consumo de alcohol, especialmente cerveza (también la cerveza sin alcohol) y bebidas con una alta graduación de alcohol.
  • Reducir el consumo de bebidas azucaradas como gaseosas, jugos procesados o zumos preparados con alto contenido en fructosa.
  • Las bebidas bajas en calorías (cero o light).
  • Evitar dietas con exceso de carnes rojas, embutidos y mariscos.
  • Pastelería y frituras con alto contenido de grasa.
  • Manteca y mantequilla.

Ten en cuenta que los métodos de cocción como hervir reduce la concentración de purinas. En el caso de las leguminosas dejar en remojo y eliminar el agua también permite la reducción de estás ya que las purinas se difunden en el agua. Sin embargo los métodos de cocción como salteado, al grill, horno o freído son metodos de calor seco que no permiten la eliminación de purinas.

Si necesitas adaptar algo más a tus necesidades individuales no dudes en contactarnos!

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ÚLTIMAS ENTRADAS

Close Bitnami banner
Bitnami