¿Cómo Mercar?

Los buenos hábitos alimentarios empiezan mucho antes de llevar los alimentos a tu boca… y por eso saber que mercar se hace muy importante para un estilo de vida saludable.

Antes de ir a mercar, durante y después de la cuarentena por COVID-19, es importante que tengamos claros ciertos parámetros que nos permitirán hacer compras conscientes en busca de los objetivos nutricionales de toda tu familia, preservando la ecología, y el bienestar de los demás. 

Aquí el paso a paso:

  1. Aliméntate antes de ir de compras o hacer la lista de domicilio. Este componente neurohormonal influye mucho en el poder de decisión de tus compras, pues la regulación de la sensación de hambre esta dada por hormonas como la grelina cuyos niveles elevados se encuentran durante el ayuno y por ende emite señales al cerebro para que percibas el hambre… si vas a mercar con la grelina disparada…terminarás comprando más de lo que necesitas, principalmente dulces y carbohidratos para saciar necesidades netamente energéticas.
  2. Revisa la despensa, visualiza tu espacio de almacenamiento y sobre eso estima la cantidad que puedes comprar. 
  3. Haz una lista de acuerdo a tus menús planeados, se recomienda hacerlo quincenal. Cabe aclarar que usualmente compramos más de lo que está en la lista debido a las múltiples ofertas que encontramos en las paginas de los supermercados o en las tiendas físicas… Nutrevité en consulta te enseñara todas las técnicas. 
  4. Gasta un 10% adicional de lo que normalmente compras, esto evitará que debas desechar alimentos y que haya incrementos de precios en el mercado.
  5. Haz la lista por los siguientes grupos de alimentos:
  • Frutas: compra fruta de temporada y la mitad de ellas preferiblemente inmadura, prefiere frutas con cáscara gruesa y las que no tienen cáscara como fresa, mora, frambuesa, uchuvas, arándanos opta por congelarla.
  • Verduras: planea tus menús más próximos con verduras de hoja como acelga, espinaca, kale, rúgula lechuga, berro. La auyama/zapallo, calabaza, arveja fresca, zanahoria, maíz desgranado, frijoles verdes y tallos de apio son alimentos que puedes congelar.
  • Carnes o fuentes de proteína: prefiere comprar cortes magros y porcionados, intenta mantener la cadena de frío pues normalmente pasamos mucho tiempo en el supermercado, porciona de acuerdo al número de personas en casa, no olvides rotular con la fecha de compra y el nombre del producto esto te permitirá que consumas de acuerdo a la vida útil del alimento.
  • Cereales, granos y panes: ideal que sean integrales pero si no es el caso, evita comprar cereales azucarados o con chocolate, sobre los granos elige la mayor variedad que puedas e intenta recetas nuevas en casa.
  • Grasas: ten presente que algunos aceites son para cocción y otros para aderezar, ya que su punto de humedad es diferente. Comprar exceso de grasas no favorece mantener estilos de vida saludable.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ÚLTIMAS ENTRADAS

Close Bitnami banner
Bitnami