Dieta Keto

Para hablar de esta dieta sería importante empezar por saber que significa KETO, y esto es precisamente lo que deberíamos hacer cada vez que una palabra diferente entra de moda en temas de alimentación.

KETO es la abreviación en inglés de ketogenic que significa cetogénico, proceso por el cual el cuerpo produce unas moléculas llamadas cetonas. Ahora evaluemos:

 

¿En que consiste esta dieta?

Se trata de un consumo de 100 g de carbohidratos al día, lo cual se considera muy bajo y un aumento muy significativo de grasas. Este tipo de alimentación es el que produce un aumento de cetonas.

 

¿Qué hacen las cetonas en nuestro cuerpo?

Las cetonas son productos de desecho de las grasas, se producen cuando el cuerpo utiliza las grasas en lugar de los azúcares para obtener energía.

 

¿Qué beneficios tiene?

Cuando los niveles de insulina están muy bajos debido al bajo consumo de carbohidratos, quemar grasas puede aumentar enormemente, así que para el cuerpo resulta más fácil acceder a la grasa almacenada para quemarla.

 

¿Quiénes deberían seguir este tipo de dieta?

Este tipo régimen existe hace muchos años y se ha usado por ejemplo, en casos de epilepsia refractaria con muy buenos resultados, ya que un aumento en el consumo de grasas saludables protege el sistema nervioso. Sin embargo todo este proceso debí ir monitoreado por un nutricionista para evitar posibles complicaciones gastrointestinales. En la actualidad, este tratamiento se replantea de acuerdo a los objetivos nutricionales, de salud o condición física y corporal del paciente; pues no necesariamente todos los individuos están aptos para este tipo de alimentación, ni tampoco puede ser un estilo de vida por largos periodos de tiempo.

 

Pros:

  • Logras perder peso gracias a la reprogramación del metabolismo para formar cuerpos cetónicos como sustrato energético y así lograr gastar la grasa ingerida y las reservas a mayor velocidad que en un plan alimentario tradicional.
  • Logras la reducción de la secreción de insulina y la reducción de la hemoglobina glicosilada dada la baja ingesta de carbohidratos.
  • En deportistas que practiquen ejercicios de fuerza o potencia y que tengan como objetivo reducir grasa sin perder masa muscular, la estrategia cetogénica puede ser efectiva aunque no sostenible.

Contras:

  • Se tiende a consumir alta cantidad de proteínas de origen animal lo cual conduce igualmente al consumo excesivo de grasas saturadas y esto en algunas personas causa un efecto polimórfico generando ansiedad por consumir carbohidratos.
  • Sus principales efectos secundarios son: Halitosis (mal alimento), estreñimiento y diarrea, calambres musculares, dolores de cabeza, deficiencias vitamínicas, nefrolitiasis (cálculos renales); lo cual impide que la dieta Keto se pueda preservar a largo plazo.
  • Unos de los errores más comunes es no tener claridad en la cantidad de carbohidratos q se debe consumir y excluir las frutas y las verduras las cuales son esenciales para el aporte de fibra y agentes fitoquímicos aún en la dieta cetogénica.
  • Usualmente se abusa del consumo de edulcorantes con el ánimo de no consumir carbohidratos, sin embargo los componentes de éstos generan alteración en la microbiota intestinal generando mayor ansiedad por consumir azúcares simples.
  • Usar esta dieta en deportistas de alto rendimiento con una intensidad horaria mayor a 10 horas semanales cuya actividad física sea principalmente aeróbica, y que requiera un sustrato energético como la glucosa (carbohidratos), es uno de los principales errores, pues es entonces donde se promueve la pérdida de concentración, aumento en la percepción de fatiga, aumento del daño muscular y reducción del desempeño físico.

 

Conclusiones:

Más allá de querer tener un enfoque de alimentación diferente con el propósito de perder peso rápidamente, la dieta Keto ha sido adoptada por muchos sin tener la necesidad de perder peso o una base sólida para hacerlo. NutreVité te invita a cuestionarte y pensar que es lo que quieres para tu cuerpo siempre pensando en que sea sostenible y de ésta manera encontrar bienestar a largo plazo, para nosotras es claro que no existen alimentos “buenos o malos” lo importante es desarrollar una relación saludable con ellos mas allá de los kilos que creas que tienes que bajar. No estamos a favor de un enfoque restrictivo y siempre apoyaremos la moderación y la promoción de hábitos de vida saludables para tu cuerpo y tu mente. Así que evalúa tus prioridades, investiga y ¡concluye!.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos Relacionados

Solicita Tu Plan NutreVité

Ingresa tu información y recibe una asesoría GRATIS de 15 minutos.

Close Bitnami banner
Bitnami