Kéfir de Agua

Es muy fácil de hacer:

1. Consigue los nódulos de Kéfir y mantenlos refrigerados, busca en grupos de Facebook o en plataformas digitales (son de bajo costo), la mayoría de las personas lo comparten gratuitamente.

2. En un recipiente de vidrio (importante que sea de vidrio) añade 1 litro de agua filtrada, hervida o de botellón para garantizar que no sea clorada.

3. Añade 4 cucharadas de un sustrato azucarado como azúcar morena, blanca, miel de agave o panela.

4. Adiciona los nódulos de kéfir en la misma proporción.

5. Tapa con un papel absorbente o tela para permitir transpirar y sella con un caucho elástico.

6. Deja reposar en una zona fresca y oscura (alacena) por 48 horas.

7. Filtra los nódulos devuélvelos a su condición inicial refrigerada y traspasa el líquido a otro recipiente.

8. Añade frutos secos o limón, jengibre, higos, arándanos, canela, anís, dátiles o cualquier combinación de tu gusto para darle tu toque secreto.

9. Déjalo reposar un par de horas más.

10. Disfruta con grandes o pequeños y fortalece tu intestino.

Ahora que ya lo sabes hacer, disfruta de sus propiedades sensoriales únicas, como un sabor refrescante debido a la presencia de etanol, un aroma afrutado debido a la presencia de ésteres y un cuerpo y textura atribuidos a su contenido en glicerol.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ÚLTIMAS ENTRADAS

Close Bitnami banner
Bitnami